A continuación os ofrezco mi último informe jurídico sobre la viabilidad de inversión y creación de empresas en España, elaborado con el objeto de informar y ayudar a tomar las decisiones adecuadas a mis clientes.

Está redactado a modo de contestación a diferentes preguntas de interés:

 

¿Qué necesita presentar un extranjero para registrar una sociedad?

¿El inversor tiene que estar presente para registrar la sociedad o puede firmarse todo a distancia?

Los documentos que necesita obtener un extranjero y los trámites que deberá realizar, para constituir una sociedad en España son los siguientes:

 

  • Poder de representación.

Los fundadores de la sociedad, no tienen porqué estar físicamente en España en el momento de constitución de la sociedad, sino que podrán constituirla por medio de apoderado, en cuyo caso deberán otorgar poderes de representación suficientes a favor de la persona física que vaya a constituir la nueva sociedad en su nombre, en España.

 

  • NIE de los socios o administradores extranjeros.

El NIE es el Número de Identificación de Extranjero, que debe ser solicitado por quién tenga o vaya a tener intereses económicos, profesionales o sociales en España, servirá para su identificación frente a todos en España, de igual modo que para los españoles se solicita y obtiene el DNI (documento nacional de identidad). De forma que el NIE deberá figurar en todos los documentos que se expidan o tramiten en España.

A título de ejemplo, el NIE será necesario para efectuar operaciones de compraventa de inmuebles en España o constitución de cualquier derecho real sobre inmuebles en España, para poder realizar cualquier tipo de transacción económica en territorio español, o para cumplimentar cualquier formulario o solicitud administrativa, por ejemplo ante la Agencia Tributaria.

Los socios o administradores extranjeros que constituyan o administren una sociedad española, deberán por tanto solicitar y obtener el NIE a tal fin, y es aconsejable solicitarlo con anterioridad a iniciar los trámites de constitución de la sociedad, para que así estos se resuelvan en menos tiempo.

El NIE se solicita en los consulados u oficinas diplomáticas en los países de origen del inversor extranjero, o, una vez en España, en la oficina de extranjería más cercana.

De igual modo, el NIE se puede solicitar personalmente o por medio de representante con poder suficiente en el que conste de forma expresa que se le faculta para solicitar y obtener el NIE.

 

  • Certificación negativa de denominación.

Se solicita ante el Registro Mercantil Central una certificación que confirme la reserva de la futura denominación de la sociedad que se pretende crear y que indique que ésta se encuentra disponible por no existir ya otra sociedad con la misma denominación social.

La certificación tiene una validez de seis meses desde la fecha de expedición, lo que significa que durante ese plazo ninguna persona podrá reservar una denominación idéntica a la pretendida. Aunque transcurridos tres meses desde su expedición el solicitante deberá renovarla si la sociedad aún no se ha constituido.

 

  • Certificación bancaria que señale que se ha realizado una aportación bancaria.

Los socios fundadores de una sociedad, especialmente en el caso de una sociedad anónima o de responsabilidad limitada, deberán realizar un desembolso de un importe en efectivo que será depositado o transferido a una cuenta abierta con tal objeto en España a nombre de la nueva sociedad, añadiendo al final “sociedad en formación”. Para la apertura de esta cuenta, la entidad bancaria solicitará alguna justificación de que se están realizando los trámites para constituir una sociedad en España, normalmente una copia de la certificación negativa de denominación de la nueva sociedad.

La entidad bancaria deberá emitir un resguardo del depósito de la aportación dineraria efectuada que será necesario en el momento de la constitución de la sociedad y elevación a público de sus estatutos y escritura de constitución.

 

  • Constitución ante un Notario Público Español.

El representante autorizado deberá comparecer ante un Notario Público español para otorgar la Escritura de constitución de la nueva sociedad, presentando además todos los documentos necesarios, es decir, todos los anteriores: poder de representación, NIE de los socios o administradores, certificación negativa de denominación, certificación bancaria; y además los siguientes:

  1. Los Estatutos de la Sociedad conforme a la Ley española, con el mínimo legal exigido.
  2. La declaración de inversión extranjera debidamente cumplimentada. Es un documento obligatorio, aunque meramente informativo, que debe presentarse ante el Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Economía y Competitividad en el plazo de un mes desde la constitución de la nueva sociedad. El notario también puede encargarse de realizar este trámite si se le solicita.
  3. NIF (número de identificación fiscal provisional) ante la Agencia Tributaria. Los notarios públicos pueden solicitar este NIF por vía telemática también. Si no se hace así, se deberá solicitar directamente ante la Agencia Tributaria presentando el modelo 036 junto con la Escritura de constitución. El NIF provisional es necesario para todos los trámites posteriores relativos a la nueva sociedad, tales como por ejemplo, la liquidación del Impuesto de Transmisiones patrimoniales, o la inscripción en el Registro Mercantil.
  4. Acta de titularidad real. Lo que supone que los notarios deben identificar a las personas físicas o jurídicas que vayan a poseer o controlar, directa o indirectamente, un porcentaje superior al 25% del capital o derechos de voto de una persona jurídica interviniente o que por otros medios ejerzan el control, directo o indirecto de la gestión de la nueva sociedad.

 

  • Liquidación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos jurídicos documentados.

Es un impuesto al que están sujetas determinadas actividades, como por ejemplo, las aportaciones al capital social de una nueva sociedad, o los actos notariales. Sin embargo, desde el año 2010, las operaciones de constitución de sociedades o aumento de capital, entre otras, están exentas de pagar este impuesto, aunque no de presentar el modelo correspondiente (Modelo 600) junto con la escritura de la sociedad, copia de la misma y CIF, en la oficina liquidadora de la Agencia Tributaria correspondiente, antes de treinta días desde la fecha del otorgamiento de la escritura pública.

 

  • Inscripción en el Registro Mercantil.

Se debe solicitar en el que corresponda al domicilio social de la sociedad creada, adjuntando la Escritura de constitución, la carta de pago del Impuesto, NIF provisional de la sociedad, y las tasas correspondientes (la tasa es una especie de impuesto que están habilitados para cobrar determinados organismos públicos por los servicios que prestan a los ciudadanos).

La inscripción en el Registro Mercantil ofrece información a terceros y protege a la nueva sociedad y a quienes tengan algún tipo de relación con ella, así como al orden económico general. Con la inscripción la nueva sociedad adquiere personalidad jurídica, por lo que desde ese momento, la empresa ya existe legalmente. Debe realizarse en el plazo de dos meses desde el otorgamiento de la Escritura de constitución.

El notario público también puede remitir telemáticamente al Registro Mercantil los documentos necesarios para la inscripción.

 

  • Obtención del NIF definitivo ante la Agencia Tributaria.

Solicitando nuevamente, mediante el Modelo 036, el NIF en la Delegación de la Agencia Tributaria, pero esta vez ya el definitivo, en el que consta el nombre de la sociedad.

 

  • Legalización de libros ante el Registro Mercantil.

Existe la obligación de llevar ciertos libros oficiales que se conciben para registrar determinados aspectos decisivos en la vida de las sociedades. Tales libros societarios, cuya llevanza y custodia corresponde al órgano de administración de la sociedad son:

  1. Libro de Actas.
  2. Libro Registro de Acciones Nominativas, en las Sociedades Anónimas y comanditarias por acciones si las acciones son nominativas.
  3. Libro Registro de Socios en las Sociedades de Responsabilidad Limitada.
  4. Libro Registro de Contratos celebrados entre el Socio único y la Sociedad Unipersonal (de ser el caso de sociedades de un único socio).

Deberán presentarse en el Registro antes de ser utilizados, para su legalización.

 

  • Declaración censal de inicio de actividad ante la Agencia Tributaria, en su caso, y otros trámites fiscales, entre ellos, solicitud de deducción del IVA soportado previo al inicio de la actividad.

 

  • Inscripción de la empresa en la Seguridad Social, en su caso. Si va a contratar a uno o más trabajadores por cuenta ajena.

 

  • Dar de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social y/o en el Régimen General de la Seguridad Social en calidad de asimilados a los socios personas físicas o administradores de la sociedad

 

Me han dicho que para el tipo de negocio de inversión que se le planteara a los clientes, lo mejor es registrar un SRL. ¿Cuáles son las características de este tipo de sociedad?

En realidad el tipo social de Sociedades de Responsabilidad Limitada es apto para cualquier tipo de negocio, y representan en la actualidad el 98% de las sociedades registradas en España.

Se caracteriza por ser una sociedad muy flexible, ya que se concede a los socios un amplio margen para establecer en los Estatutos las normas sobre gobierno interno de la sociedad.

El capital mínimo es de 3.000 euros y debe estar totalmente desembolsado en la constitución de la sociedad. El capital se divide en participaciones, si bien éstas no tienen que ser iguales. A diferencia de lo que sucede en las Sociedades Anónimas no se requiere un informe de experto independiente para las aportaciones no dinerarias.

La Junta de Socios es el máximo órgano de dirección y administración de una sociedad de este tipo, estando facultada para nombrar y destituir a los administradores. El órgano ejecutivo de dirección y administración de una Sociedad de Responsabilidad Limitada está constituido por su administrador o administradores que no tienen porqué ser socios ni tener nacionalidad española. Y en general los requisitos para la adopción de acuerdos son más flexibles.

¿Cuáles son los gastos de registro de una sociedad?

El coste de constitución de una sociedad dependerá, entre otros factores, del capital inicial de la nueva sociedad.

A grandes rasgos, el coste medio de constitución de una Sociedad Limitada en España asciende aproximadamente a 250 euros (teniendo en cuenta que el capital social mínimo de este tipo de sociedad son 3.000 euros) más la aportación de dicho capital, mientras que el coste de constitución de una Sociedad Anónima asciende aproximadamente a 450 euros (teniendo en cuenta un capital social de 60.000 euros) más la aportación de dicho capital.

Hay que tener en cuenta que el capital social no es un coste, sino una aportación que queda a disposición de la sociedad para el desarrollo de su actividad.

Capital social: 3.000 euros

Impuesto: exento

Gastos notariales: 150 euros

Costes Registro: 100 euros

Gastos de gestoría o asesoría: 400 euros (pero este gasto es opcional)

¿Puede un inversor optar por alguna visa especial o residencia con este tipo de inversiones inmobiliarias? 

¿Qué es la Visa de Emprendedores?

Las personas extranjeras que deseen residir en España y establecer o adquirir una sociedad necesitan obtener una autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta propia.

Sin embargo es verdad que recientemente se aprobó la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, que ha creado diferentes visados de emprendedores. Esta Ley se dirige a inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores y trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales, así como a los cónyuges e hijos menores de 18 años.

En estos visados el plazo de tramitación se reduce a 10 días, y constituyen título suficiente para residir en España durante un año sin necesidad de tramitar la tarjeta de identidad de extranjero.

Los requisitos generales que se exigen son los siguientes:

  • No encontrarse irregularmente en suelo español.
  • Ser mayor de 18 años.
  • Carecer de antecedentes penales en España y en los países donde haya residido en los últimos 5 años, por delitos previstos en el ordenamiento jurídico español.
  • No figurar como rechazable en el espacioterritorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  • Contar con un seguro público o un seguro privado de enfermedad concertado con una Entidad aseguradora autorizada para operar en España.
  • Contar con recursos económicos suficientes para si y para los miembros de su familia durante su período de residencia en España (2.130€ mensuales para el interesado y 532€ por cada familiar que esté a su cargo).
  • Abonar la tasa por la tramitación del visado.

 

No es necesario tramitar personalmente el visado, pudiendo hacerse por medio de representante con poder suficiente.

En cuanto a los tipos de visados de emprendedores creados al amparo de esta Ley, son los siguientes:

 

VISADO DE RESIDENCIA PARA INVERSORES DE CAPITAL:

Los extranjeros no residentes que se propongan entrar en territorio español con el fin de realizar una inversión significativa de capital podrán solicitar el visado de estancia, o en su caso, de residencia para inversores.

Se entiende como inversión siginificativa de capital, una inversión inicial por un valor igual o superior a 2 millones de euros en títulos de deuda publica española o por un valor igual o superior a 1 millón de euros en acciones o participaciones sociales de empresas españolas o depósitos bancarios en entidades financieras españolas.

Además de los requisitos establecidos con carácter general, el solicitante deberá acreditar haber realizado la inversión en la cantidad mínima requerida, en un periódo no superior a 60 días anteriores a la presentación de la solicitud, de la siguiente manera:

    1. En el supuesto de inversión en acciones no cotizadas o participaciones sociales se presentará el ejemplar de la declaración de inversión realizada en el Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Economía y Competitividad.
    2. En el supuesto de inversión en acciones cotizadas, se presentará un certificado del intermediario financiero, debidamente registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores o en el Banco de España, en el que conste que el interesado ha efectuado la inversión a efectos de la norma.
    3. En el supuesto de inversión en deuda pública, se presentará un certificado de la entidad financiera o del Banco de España en el que se indique que el solicitante es el titular único de la inversión para un período igual o superior a 5 años.
    4. En el supuesto de inversión en depósito bancario, se presentará un certificado de la entidad financiera en el que conste que el solicitante es el titular único del depósito bancario.

 

VISADO DE RESIDENCIA POR ADQUISICIÓN DE BIENES INMUEBLES (RIV):

Podrán solicitar este visado los extranjeros que acrediten la adquisición de bienes inmuebles en España con una inversión de valor igual o superior a 500.000€.

Además de los requisitos establecidos con carácter general, el solicitante deberá acreditar haber adquirido la propiedad de los bienes inmuebles mediante certificación con información continuada de dominio y cargas del Registro de la Propiedad que corresponda al inmueble. Dicha certificación tendrá que ser emitida dentro de los 90 días anteriores a la presentación de la solicitud del visado de residencia. Si en momento de la solicitud del visado la adquisición de los inmuebles se encontrara en trámite de inscripción en el Registro de la Propiedad, será suficiente la presentación de la certificación en la que conste vigente el asiento de presentación del documento de adquisición, acompañada de la documentación acreditativa del pago de los tributos correspondientes.

El solicitante deberá acreditar disponer de una inversión en bienes inmuebles de 500.000€ libre de toda carga o gravamen. La parte de la inversión que exceda del importe exigido podrá estar sometida a carga o gravamen.

 

VISADO DE RESIDENCIA PARA EMPRENDEDORES Y ACTIVIDAD EMPRESARIAL (REM)

En este tipo de visado se enmarcan tanto los inversores que presenten un proyecto empresarial que vaya a ser desarrollado en España y que sea considerdo y acreditado como de inerés general, como los que tengan previsto entrar y permanecer en España por un periodo de un año con el fin único o principal de llevar a cabo los trámites previos para poder desarrollar una actividad emprendedora.

En el primer caso el interesado deberá presentar un informe favorable de la Oficina Comercial del ámbito de demarcación geográfica donde el inversor presente la solicitud del visado, para constatar que en el proyecto empresarial presentado concurren razones de interés general.

Debe de tenerse en cuenta que es admisible una inversión significativa de capital cuando la inversión la lleva a cabo una persona jurídica, domicialiada en un territorio que no tenga la consideración de paraiso fiscal conforme a la normativa española, y el extranjero posea directa o indirectamente, la mayoría de los derechos de voto y tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros de su órgano de administración.

En el caso de los Emprendedores, se entenderá como actividad emprendedora aquella que sea de carácter innovador con especial interés para España y a tal efecto cuente con un informe favorable de la Oficina Comercial donde el inversor presente la solicitud del visado.

 

VISADO DE RESIDENCIA POR TRASLADO EMPRESARIAL (TTI):

Podrá ser tramitado por aquellos extranjeros que se desplacen a España en el marco de una relación laboral, profesional o por motivos de formación profesional, con una empresa establecida en España o en otro país.

La solicitud de eeste visado requiere que por parte de la empresa se lleve a cabo la tramitación previa en España de una Autorización de Residencia por traslado intraempresarial, tramitación que se realizará en la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos. Su concesión corresponderá a la Dirección General de Migraciones.

 

Así mismo, existe el Visado de Residencia para Profesionales Altamente Cualificados, el Visado de Residencia para Formación o Investigación y el Visado de Residencia para familiares de alguno de los anteriores.

 

Autora: Lidia García González

 

ENLACES de interés:

http://www.investinspain.org/invest/es/index.html

http://www.rmc.es/DenominacionesSociales.aspx

 

Compártelo:
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail